La religión católica en la conquista del Perú


Texto: Andy Isaías Chipana

En el año 1492 los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, derrotaron a los moros islámicos de Granada y culminaron la llamada Guerra de Reconquista; esto afianzó el catolicismo español, el cual se convirtió en uno de los elementos unificadores de la nueva identidad nacional en España, que llegó a tener un ejército totalmente organizado y ansioso de conquistas heroicas en nombre del cristianismo.
Con esto se inició la llamada expansión española, es decir, la conquista de cristianos en el Nuevo Mundo, con el objetivo de conseguir riquezas, la fama y la evangelización de los indios llamados paganos e idólatras. Tal era el caso del Tahuantinsuyo, en donde los conquistadores siempre estuvieron acompañados de sacerdotes católicos (Domínicos), convirtiendo a los indígenas a la religión cristiana y fundando ciudades en el nombre de Dios y del Rey.
Con la llegada de los españoles se produjo la destrucción de gran parte de la cultura andina. Millones de indígenas sufrieron la terrible violencia y despojo de sus riquezas, y, junto a ello, la imposición de los patrones culturales europeos.
Los conquistadores españoles tuvieron en su religión, la cristiana católica, un poderoso arma moral; justificaron sus acciones como predestinadas y apoyadas por el dios o los santos del catolicismo. El proceso de adoctrinamiento cristiano a los indígenas se radicalizó durante las temibles campañas de "extirpación de idolatrías" a fines del siglo XVI e inicios del XVII.
ENLACES RELACIONADOS

Etiquetas: ,