Factores de la caida del Tahuantinsuyo


Factores de la caída del Tahuantinsuyo

Por: Juan Herrera O.

En 1532, al desembarcar Francisco Pizarro en Tumbes se enteró de la guerra entre Huáscar y Atahualpa que desangraba al Imperio de los Incas. La noticia alegró a los españoles ya que con esto la conquista del Perú se hacia mucho más fácil. Pizarro partió hacia el sur y en el valle de Chira fundó San Miguel de Tangararará (Piura), para luego cruzar los Andes y dirigirse hacia Cajamarca. Aquí logró capturar y asesinar al Inca Atahualpa. Así se comenzó a conquistar el Tahuantinsuyo.

La guerra civil entre Huáscar y Atahualpa fue el factor más importante que facilitó la conquista del Tahuantinsuyo, debido a que dividió al imperio en dos bandos irreconciliables y que combatían sangrientamente entre sí. Además, los hispanos consiguieron rápidamente una alianza con el poderoso bando huascarista que les permitió llegar al Cusco en 1533. Pero no fue el único factor. Los españoles contaban con muchas ventajas a su favor.

El Tahuantinsuyo aún no cuajaba como nación. Era un imperio multiétnico donde diversos pueblos anhelaban sacudirse del dominio incaico. Muchos se unieron a los españoles, tales como los cañaris, cajamarcas, chachapoyas y huancas. Estas etnias ayudaron a Pizarro con el fin de derrocar el imperio y así poder recobrar su ansiada libertad regional perdida. No hubo identificación con el Cusco, que era el corazón del Tahuantinsuyo. Por el contrario, los pueblos indígenas sentían una especie de resentimiento para con los incas ya que los consideraban como sus opresores.

La superioridad bélica por parte de los españoles, esto se debió a que los españoles se encontraban ya en la edad de hierro. Prueba de ello son sus armas, tales como espadas, lanzas y sobretodo los cañones de guerra, que aterrorizaron a los pobladores nativos.

El uso del caballo, que es considerado una pieza valiosa para la conquista, ya que los indígenas al ver a una humano encima de una bestia que nunca habían conocido, creaba en sus mentes la figura de un ser monstruoso, provocándoles miedo e impidiéndoles un acercamiento para pelear. Otro hecho a tomar en cuenta es que al ser capturado y asesinado Atahualpa, se quebró la verticalidad de la autoridad inca, puesto que una vez muerto el emperador se provocó un decaimiento en el aparato político y militar del Tahuantinsuyo.