QUIÉN FUE AMÉRICO VESPUCIO

Amérigo Vespucci (Florencia 1451-Sevilla 1512):
Tomado de MGAR

Fue el tercer hijo de Nastagio Vespucci y Lisa di Giovanni Mini. En 1472 su bien situada familia fue retratada por Doménico Ghirlandaio. Su tío Giorgio Antonio le dio a conocer las ideas de Aristóteles y Tolomeo en la escuela que dirigía en el convento de San Marcos, donde Paolo Toscanelli (1397-1482) estaba al frente de la librería. Toscanelli era el mejor cosmógrafo de la época, reproducía y coleccionaba gran cantidad de mapas y se planteaba la idea de alcanzar las Indias viajando hacia el oeste. Amérigo aprendió latín y leía apasionadamente a Virgilio, Dante y Petrarca. En 1478 marchó a París donde desempeñó funciones administrativas para su tío Guido Antonio Vespucci, que había sido designado embajador de Lorenzo el Magnífico en la corte de Luis XI. Su estancia en Francia le sirvió para completar su avanzada formación. Tras la muerte de su padre (1482) regresó a Florencia y entró al servicio de la familia Medici hasta 1491. En 1492 se traslada a Sevilla y sigue trabajando como representante comercial de esta familia, al servicio de Juanoto Berardi, florentino dedicado al comercio de oro y esclavos y proveedor de los aprestos de las naves en las travesías al Nuevo Mundo. Tras la muerte de Berardi (1496), decidió dedicarse a la navegación. Se interesó por los viajes de Colón y probablemente invirtió en el segundo de ellos. Se cree que había tomado parte en cuatro expediciones atlánticas, pero en la década de 1930 se sugirió que el relato auténtico de sus viajes estaba contenido en su correspondencia privada con los Médicis, en cuyo caso el número real quedaría reducido a dos.

Primera expedición (1499-1500):
Después de que el tercer viaje que Colón finalizara sin haber encontrado un paso hacia el oeste, se decidió a intentarlo personalmente. Entre mayo de 1499 y junio de 1500 tomó parte como navegante en una expedición española bajo el mando de Alonso de Ojeda. La expedición partió de Cádiz y contaba con la compañía de Juan de la Cosa. Al parecer, Vespucci y Ojeda separaron después de llegar a la costa de Guinea, y Vespucci fue en busca de la desembocadura del Amazonas. Recorrió la costa norte de Sudamérica y llegó hasta el cabo de la Vela. En su viaje de regreso alcanzó Trinidad, avistó la desembocadura del río Orinoco y seguidamente se dirigió a La Española. Arribó a Cádiz en junio de 1500. Describió en su carta enviada a Florencia los animales, estrellas y pueblos que encontró.

Segundo Viaje (1501):
En su primer viaje creyó que había navegado a lo largo de la costa de la península oriental de Asia y que finalmente llegaría al océano Indico. Tal era el objetivo de su segunda expedición, pero España rechazó sus propuestas y en 1500 pasó al servicio de Portugal. Esperaba que las cualidades marineras de las naves portuguesas sirvieran mejor a sus planes. Zarpó de Lisboa el 13 de mayo de 1501 al mando de tres naves, rumbo a Brasil vía las islas de Cabo Verde, descubrió la bahía de Río de Janeiro y continó más al sur siguiendo la costa de Patagonia, acercándose al estrecho que descubriría Magallanes.

Consecuencias del viaje:
La importancia de su viaje radica en el hecho de que Vespucci y otros geógrafos llegaron a la convicción de que las tierras recién descubiertas no formaban parte de Asia sino de un "Nuevo Mundo". Acerca de América escribió

"Y es lógico denominarlo un nuevo mundo, porque ninguno de estos países fue conocido para ninguno de nuestros antepasados, y para todos aquellos que oigan hablar de ellos serán totalmente nuevos... He descubierto un continente."

Esta afirmación suscitó la indignación de los amigos de Colón, que posteriormente aumentaría cuando el geógrafo y cartógrafo Martin Waldseemüller, propuso que el nuevo continente (América del Sur) recibiese el nombre de Vespucci. Se refirió en su Cosmographiae introductio, -introducción para la versión latina de la Geografía de Tolomeo, preparada en la abadía de Saint Dié, en Lorena (Francia) y publicada en 1507- a las noticias de Vespucci. Allí se decidió dar al nuevo continente el nombre de América en su honor. El único desacuerdo de Vespucci con Colón, con el que mantuvo una estrecha amistad, fue el hecho de declarar que las nuevas tierras descubiertas no formaban parte de Asia.