¿QUIÉN FUE EDUARDO ABAROA?

Eduardo Abaroa (1838-1879).

Eduardo Abaroa Hidalgo es el héroe boliviano que murió defendiendo su patria durante la invasión chilena de 1879. Se ofreció de voluntario y peleó hasta el final en la batalla de Topáter, en Calama. Cuando el coronel chileno Villagrán -al verlo rodeado- le pidió que se rinda, Abaroa respondió: "¿Rendirme yo ?... ¡Qué se rinda su abuela, carajo!"

BREVE HISTORIA DE EDUARDO ABAROA
Vía Bolivia.com

Eduardo Abaroa Hidalgo nació el 13 de octubre de 1838 en San Pedro de Atacama. Sus padres fueron Juan Abaroa y Benita Hidalgo.

Realizó sus primeros estudios en la escuelita del pueblo. Siendo mayor adquirió conocimientos de teneduría de libros y contabilidad. Fue miembro del Concejo Municipal de San Pedro de Atacama.

Cuando estalló la guerra trabajaba en una mina de plata, tenía su propio negocio. Su trabajo lo llevó a Calama y allí, sin duda alguna, se alistó como voluntario. Murió peleando y se lo recuerda por su célebre frase: "¡Que se rinda su abuela… Carajo!".

La primera biografía del héroe la escribió el coronel chileno Villagrán en 1880, quien se refiere a él de la siguiente manera: "No investía carácter militar, pero era boliviano y sobre todo un buen patriota". También se escribió que antes de la invasión chilena Abaroa envió una carta poder a un amigo para que se casara en su nombre con su novia, Irene Rivero, madre de sus cinco hijos (Amalia, Andrónico, Eugenio, Antonia y Eduardo). Eduardo e Irene no volvieron a verse porque Abaroa fue abatido por el Ejército chileno. Ese día nació el héroe de la historia de Bolivia.