EL ASALTO Y TOMA DEL MORRO DE ARICA (RESUMEN)

Chilenos y peruanos en la cima del morro de Arica.
Dibujo: Idelfonso Paredes.

Resumen del asalto y toma del morro de Arica
(7 de junio de 1880)

Antecedentes
Chile le declaró la guerra al Perú en abril de 1879, ambicionando los territorios salitreros de Tarapacá. En octubre culminó la campaña naval con victoria de la escuadra chilena y en noviembre su ejército ocupó Iquique y Tarapacá. En diciembre el ejército peruano se replegó hacia Tacna y una pequeña guarnición se instaló en Arica. El 26 de mayo de 1880, el ejército peruano-boliviano fue derrotado en la batalla del Alto de la Alianza (Tacna) y los vencedores rodearon Arica, bastión peruano al mando del coronel Francisco Bolognesi.

La batalla de Arica Los chilenos sumaban cerca de 6000 hombres; los peruanos menos de 2000. Los sitiadores intentaron obtener la rendición de los peruanos, pero Bolognesi, respaldado por sus quince oficiales, respondió que pelearía “hasta quemar el último cartucho”. El día 7 de junio de 1880, a las 5 y 30 de la mañana empezó la batalla cuando el regimiento chileno Tercero de Línea atacó el fuerte Ciudadela. Aquí se produjo un sanguinario choque, muriendo todos los peruanos, entre ellos el coronel Justo Arias y Aragüez.

Mientras tanto, el Cuarto de Línea atacó el fuerte Este, matando a muchos peruanos, entre ellos Joaquín Inclán y Ricardo O'Donovan. Después de una heróica resistencia en el Cerro Gordo y el sector norte, los sobrevivientes de todos los frentes se replegaron hacia la cima del morro. Aquí murieron peleando los bravos Ramón Zavala, Guillermo Moore, Alfonso Ugarte y Francisco Bolognesi. Finalmente, el Cuarto de Línea y arrió la bandera peruana, para izar la chilena.

Consecuencias
Después de la batalla, los chilenos tomaron y saquearon la ciudad de Arica. Además asesinaron a decenas de prisioneros peruanos cerca de la iglesia de la ciudad. Desde aquel día Arica pasó a poder chileno, lo que quedó legalizado con la firma de los tratados de 1883 y 1929.